Vivir sin pan: el trigo no es limpio

P1060373

Tema controvertido donde los haya en el espinoso mundo de la nutrición actual.

Permitidme abordar este asunto desde mi experiencia.

Durante muchos años padecí de dolor abdominal frecuente, vientre hichado y estreñimiento. Como el dejar el asunto en manos de médicos no me proporcionó resultado alguno, inicié mi búsqueda por otros derroteros. Experimenté sobre todo con diferentes tipos de dieta y leí gran cantidad de libros sobre alimentación. Los resultados obtenidos fueron espectaculares una vez dejados de lado los lacteos pero sobre todo el trigo.

En nuestra sociedad  sigue siendo inconcebible una vida sin el dorado grano. Hemos creído ciegamente en sus propiedades nutricionales durante siglos. Lo llevamos tan arraigado que es impensable prescindir de él ni un solo día. Pero os puedo asegurar que a todo se acostumbra uno y que los beneficios son muchos más numerosos que su placer en el paladar.

Al igual que os lo comentaba en el artículo sobre la leche, la raza humana ha vivido durante cientos de miles de años sin comer, no sólo trigo, si no también otros cereales y tubérculos (patatas). La implantación de la agricultura suposo la generalización del consumo de dichos productos y permitió alimentar a mucha gente a bajo coste.  Los resultados se dejan ver ahora.

¿Qué es el trigo ?

El trigo es una planta gramínea de la que se obtienen los granos del preciado cereal. Pero además, y para el análisis que nos interesa, es un glúcido o hidrato de carbono. Y ¿qué son los hidratos de carbono ? Azúcares. Y es aquí donde empieza a oler a peligro. Estoy preparando otro post en el que hablaré más detenidamene del veneno legal o azúcar.

¿Por qué es malo ?

El trigo en particular no es el alimento más conveniente por los siguientes motivos :

  1. Es un azúcar (hidrato de carbono compuesto) . Ingerimos azúcares en exceso y un exceso de azúcar incrementa los niveles de glucosa en la sangre. Un exceso de glucosa en la sangre provoca serios daños en órganos, tejidos y vasos sanguíneos.  Por encima de determinados niveles la glucosa se convierte en tóxica.
  2. Aunque depende de la salud intestinal de cada uno, existen evidencias de que el trigo y sus derivados (pan , pasta, bolleria, pizza, etc) contienen opiáceos similares a la morfina (influyen en los receptores de endorfinas en el cerebro)  y pueden resultar altamente adictivos. ¿No os da la impresión de que mucha gente va como anestesiada por la vida ? Os puedo decir que los niveles de energía se incrementan considerablemente en cuanto te quitas el trigo de encima.
  3. Contiene gluten .
    1. El gluten es la proteína del trigo, a la que la mayoría somos intolerantes. Es una sustancia pegajosa que se adhiere a las paredes del intestino, dañandolos seriamente. Si a esto añadimos la falta de fibra del trigo (el integral tiene más pero también más gluten) el tránsito intestinal se ve dificulatado y se favorece el estreñimineto. Un intestino dañado entorpece e incluso impide la absorción de nutrientes. La salud intestinal es imprescindible para un sistema inmunitario fuerte. De lo contrario se dispara el riesgo de contraer enfermedades autoinnmunes, incluido el cancer.
    2. El glutén contiene también mucina, proteína que favorece la formación de mucosidad por lo que se desaconseja en el caso de enfermedades del aparato respiratorio.
    3. Al igual que ocurre con los lacteos, el trigo acidifica el organismo. Esto se debe a su contenido en ácido fítico. Para equilibrar el  pH  ante un exceso de acidez el organismo recurre a las reservas alcalinas del organismo : calcio de huesos y dientes. Resultado : más osteoporosis, más caries.
    4. Su consumo desmesurado se asocia con la aparición de diversas enfermedades como   artritis, asma, fatiga crónica, migraña, celiaquía o dermatitis.
    5. Pero para mi, quizás el que me resulta más llamativo, es que el trigo ya no es lo que era. En los últimos cuarenta años la planta ha sido modificada de tal manera (selección, hibridación o modificación genética), para adaptarse a la sequía, el calor o el frío que ya el trigo moderno no puede sobrevivir de forma silvestre : necesita la intervención humana para crecer. El objetivo está claro : incrementar masivamente el rendimiento por hectárea. Y eso sin hablar de los pesticidas y fertilizantes que bañan los campos. Muy útil y productivo seguramente para la industria alimentaria y la agricultura intensiva , pero,   ¿y para nuestra salud ?

Alternativas

Según mi experiencia, más todo lo leído y aprendido, una alimentación sana y equilibrada privilegia los alimentos vivos (enteros, no cocinados o manipulados que contienen toda su energía y nutrientes): frutas, verduras, hortalizas, semillas, frutos secos, algas, aceites ecológicos de primera presión en frío, plantas aromáticas y especias.  De lo demás, poquito, de vez en cuando y que sea ecológico.

Yo te propongo que no te creas nada pero que hagas la prueba. Aprovecha la llegada de la primavera para poner Más Verde en tu Vida y depurar tu organismo. Si consigues superar la primera semana habrás superado la adicción.

Buena suerte y ¡ya me contarás !

Kiki

2 thoughts on “Vivir sin pan: el trigo no es limpio

  1. LUCERO

    Pase la semana con éxito, y estoy mejor que nunca, no me canso aunque duerma poco, trabaje, estudie, haga fittnes y baile toda la semana, vivo de frutas, verduras y alguna que otra carne ;D el pan hace mal, no es sumamente necesario en nuestra dieta, si esta incluido en muchas dietas es porque es adictivo y la gente no tiene fuerza de voluntad para dejarlo. no sean bobos, opten por una vida sana ^_^ !

    Reply
    1. admin Post author

      Enhorabuena Lucero, lo más difícil ha pasado. El resultado merece cualquier esfuerzo!
      Un saludo,
      Kiki

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *