MIS TRES ASES DE INVIERNO: QUE NO FALTEN EN TU BOTIQUÍN

La lista es corta pero el resultado infalible. ¡Que no te falten esta temporada!

Aunque las aplicaciones de estos tres remedios son muy numerosas, me centraré hoy en las principales para afrontar el invierno con las defensas a tope.

Vayamos al grano.

ECHINACEANoname

Es una planta originaria del norte de América pero perfectamente adaptada al clima mediterráneo.

Cosechamos toda la planta en verano excepto la raíz, que se recoge en otoño, de la variedad angustifolia.

USO INTERNO raiz

– antiviral: ayuda al organismo a enfrentarse a todo tipo de bacterias
– activa el sistema inmunitario al favorecer el incremento de glóbulos blancos en la sangre

* La tomaremos en infusión o en tintura.

Es recomendable usarla como preventivo o en cuanto aparezcan los primeros síntomas, gripales, por ejemplo.

propolisPROPOLIS

El própolis o propóleo es un producto pegajoso que fabrican las abejas a partir de resinas y gomas de los árboles y es resultado de la acción de ciertas secreciones glandulares. Ellas mismas lo utilizan para proteger la colmena de virus y bacterias e incluso para “embalsamar” insectos más grandes que no pueden sacar de la colmena y que podrían pudrirse. El propóleo contiene además polen y miel.

Os confieso que es mi varita mágica e infalible contra el dolor de garganta aunque sus aplicaciones son múltiples.

USO INTERNO

– antiviral, antiséptico y fungicida

* Tomaremos unas 20 gotas del extracto disuelto en otro líquido (ya que es muy fuerte), tres veces al día, durante una semana. Sin ánimo de lucro, ya que no cobro comisiones, os recomiendo el extracto de la marca Soria Natural, es el mejor para mi gusto.

AJOajo

Nuestro querido condimento mediterráneo, originario de Asia, nunca dejará de sorprenderme. A parte de aderezar con gracia y salero gran variedad de platos, es el antibiótico natural por excelencia.

Gracias a su alto contenido en sustancias sulfúricas y azufre, el ajo es, entre otra muchas propiedades, bactericida, fungicida, antiviral y vermífugo. A diferencia de los antibióticos sintéticos, el ajo respeta y cuida la flora intestinal, lo que refuerza aún más su acción inmunoprotectora.

USO INTERNO

– propiedades, bactericida, fungicida, antiviral y vermífugo

* La forma más cómoda de consumirlo es en cápsulas si no te agrada el olor y/o el sabor. Si, por el contrario, te encanta, lo mejor es el ajo crudo, que puedes  añadir a todos tus platos, tomarlo a palo seco 🙂 o en tintura.

Mantén los microbios a raya y disfruta sin temor del frío invernal, que para muchos está ya a la vuelta de la esquina.

¡Feliz semana a todos!

2 thoughts on “MIS TRES ASES DE INVIERNO: QUE NO FALTEN EN TU BOTIQUÍN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *