Tag Archives: plantas medicinales

USOS ALTERNATIVOS DE LA INFUSION

En el último post te hablaba del arte de la infusión. Quizás desde entonces te hayas ya convertido en todo un experto. O tal vez no, pero no por ello dejaste de calentar tus días invernales con una taza caliente entre las manos.

En cualquier caso, de lo que hoy quiero hablarte es de los usos menos conocidos de esta técnica milenaria. He de admitir que a mí no dejan de sorprenderme. Más que nada por su sencillez y por lo fáciles que son de incorporar a la vida diaria.

En una infusión, el agua actúa como solvente para extraer determinados principios activos de una o varias plantas (glucósidos, taninos, saponinas y mucílagos, estos últimos en agua fría).

Una vez que hemos extraído dichas sustancias podemos utilizar la infusión como base para los siguientes productos:

  • Lociones
  • Tónico
  • Cremas
  • Jarabes
  • Champús
  • Mascarillas
  • Fitosanitarios ecológicos

Hoy te dejo dos sencillas recetas que puedes poner en práctica ya mismo.

Aunque tímidamente, la primavera ha llegado y que mejor manera de celebrarlo que cosechando tus primeras plantas de la temporada y regalarte uno de estos preparados.

MASCARILLA EMBELLECEDORA CON ARCILLA

IngredientesIMG_0348.arcilla

  •  Una cucharada de café de madera bien colmada de arcilla (caolín para pieles sensibles, verde para pieles normales o mixtas) que pondremos en un recipiente de loza, cristal o madera pero nunca de metal.
  • Medio vasito de infusión templada de flores de manzanilla.

Procedimiento

  1.  Verter despacio la infusión sobre la arcilla hasta que la cubra, sin remover ni tocar.
  2. Dejamos reposar una hora como mínimo, y si es posible al sol. Si tienes poca paciencia y esto te resulta engorroso, lo mejor es que la prepares por la tarde para que repose por la noche o que la prepares por la mañana y utilices por la tarde. Se habrá formado una pasta lisa y sin grumos.
  3. Aplicamos la mezcla sobre una piel limpia y húmeda (podemos limpiarla previamente con una parte de la infusión de manzanilla y un algodón y humedecerla con la misma infusión) con ayuda de una brocha o pincel grueso.
  4. Dejamos actuar entre 10 y 20’. Si notas que se pone tirante, vuelve a humedecer para que la arcilla no se seque del todo.
  5. Retírala con agua templada.

Te va a sorprender lo limpia y suave que queda tu piel. De hecho, utilizo esta mezcla en vez de gel de ducha, variando el tipo de flor en la infusión y perfumándola con aceites esenciales.

Una de las propiedades de la arcilla es la de absorber las impurezas, pero también es bactericida, antiséptica, cicatrizante, hidratante y una larga lista de beneficios para nuestra salud. Puedes aromatizar la mezcla añadiendo una gotita de aceite esencial de geranio o de lavanda.

Es perfecta para hacer una vez a la semana o, como mínimo, una vez al mes.

Ahora que el sol empieza a brillar con más fuerza, es conveniente tener la piel bien limpia de células muertas e impurezas para poder beneficiarnos mejor de los primeros rayos.

Y vamos ya con la crema, que podrás aplicarte después de la mascarilla.

 CREMA FACIL QUE SIEMPRE SALE

Ingredientes (Para un bote de 30 ml)

  •  20 ml infusión de flores de lavanda (o cualquier otra planta/flor que te guste)
  • 10 ml de aceite de almendra dulce
  • 3 gr de Olivem*

IMG_0349.cremaProcedimiento

  1. En un frasco de cristal, derretir el Olivem en el aceite de almendras al baño maría
  2. En un frasco de cristal ponemos la infusión, que debe estar caliente, a la misma temperatura que el aceite
  3. Una vez que se haya derretido el Olivem, sacamos ambos recipientes de cristal del fuego y los ponemos en un plato con agua fría por unos instantes.
  4. Cogemos el bote con la infusión y empezamos a verterla sobre el recipiente con el aceite y el Olivem muy despacio y sin dejar de remover de forma enérgica.
  5. Una vez vertida toda la infusión, seguimos removiendo con brío hasta que la mezcla emulsione por completo.
  6. Opcional: puedes aromatizar la mezcla añadiendo tres gotas de aceite esencial de geranio o de lavanda cuando la mezcla esté templada.

Y ya tenemos la crema. ¡Más fácil imposible!

(*) Por si no lo conoces, el Olivem es, para mi, el mejor emulgente que he probado hasta ahora. Es un derivado del aceite de oliva perfectamente afín con la piel. Aporta hidratación penetrando rápidamente sin dejar una sensación grasa.

Ahora te toca. Manos a la obra.

¿Conoces otros usos de la infusión que te gustaría compartir?

Que tengas una primavera radiante, llena de creatividad y de descubrimientos.

Un abrazo,

firma Kiki

 

 

ENTRADAS RELACIONADAS

 

NUEVO TALLER DE PLANTAS MEDICINALES

Buenas mañanitas del esté gélido mes de enero!

os presento un nuevo taller de plantas medicinales, que esta vez tendrá lugar en Lovaina, Bélgica, el próximo sábado 28/2/2015.

taller 28.2.15Este es tu taller si:

  • Quieres saber qué son las plantas medicinales y cómo funcionan
  • Te gustaría descubrir el fascinante mundo de las materias primas 
  • Te gustaría aprender a preparar tus propios productos de higiene y cosmética
  • Quieres aprender a preparar tus propios productos medicinales
  • Te gustaría despertar tu creatividad dormida
  • Quieres conocer la libertad y la satisfacción que te proporciona la fabricación de tus propios productos con plantas medicinales y materias primas completamente naturales

¡Te espero!

Un abrazo,

Kiki

Confirmaciones y reservas a través de inuksuk@hotmail.com

4 PLANTAS PARA UN SISTEMA DIGESTIVO A PRUEBA DE ESTRAGOS NAVIDEÑOS

En estos días de excesos gastronómicos y de estómagos sobrecargados, nada mejor que echar mano de unas buenas hierbas que nos ayuden a recuperar el equilibrio. No sé cómo nos las apañamos para que todos los años caigamos en la misma trampa.

Pero a pequeños males ¡grandes soluciones!

Hoy os propongo cuatro plantas, fáciles de encontrar y de utilizar, que estimulan y protegen el sistema digestivo gracias a su poder carminativo y digestivo, favorecen las secreciones gástricas o eliminan las típicas molestias propias de una alimentación inadecuada o excesiva: flatulencia, pesadez y ardores.

mentaymanzanilla1. Menta (Mentha piperita): incrementa la producción de jugos gástricos, elimina los calambres estomacales, los gases, la náusea, la sensación de pesadez después de las comidas e incluso los dolores de cabeza provocados por un sistema digestivo en baja forma.

2. Jengibre (Zingiber officinalis): la raíz de esta planta es una de esas maravillas que la naturaleza nos regala a diario. Es un ayudante sin igual durante las digestiones difíciles a la vez que facilita la expulsión de gases intestinales. hinojoTambién es uno de los remedios por excelencia contra la náusea, en especial durante los viajes.

3. Hinojo (Foeniculum vulgare): es un carminativo infalible. Alivia los dolores intestinales de origen digestivo y la flatulencia.

4. Manzanilla (Matricaria recutita): no podía faltar esta planta de toda la vida cuyas propiedades digestivas son por todos conocidas: estimula la digestión y la expulsión de gases intestinales.

RECETAS

Infusión: mezclar a partes iguales 1 cucharadita de hojas de menta, flores de manzanilla y semillas de hinojo (previamente machacadas en mortero para que suelte mejor los aromas y principios activos). Echar agua casi hirviendo y dejar reposar (tapada) entre 5 y 10′.

jengibre“Chicle” de hinojo : el simple hecho de masticar semillas de hinojo hace que se libere gran parte de los principios activos que contiene.  Es suficiente para mejorar el proceso digestivo y proporcionar un buen aliento.

“Chicle” de jengibre: si eres de los que aguanta bien el picante, mascar unos trocitos de raíz de jengibre es sumamente eficaz contra la náusea y las molestias estomacales.

Aceite de masaje: a 5 ml de aceite vegetal, ecológico y de primera presión en frío, añadimos al menos dos de los siguientes aceites esenciales:

5 gotas de aceite esencial de manzanilla,
5 gotas de aceite esencial de menta,
5 gotas de aceite esencial de hinojo
5 gotas de aceite esencial de jengibre.

Se mezcla bien y se masajea suavemente la zona afectada.

Hidrolatos de manzanilla y/o menta: tomaremos entre dos y tres cucharadas soperas al día. Los hidrolatos son productos sumamente interesantes ya que no son tan fuertes como los aceites esenciales pero conservan sus propiedades.

Y ahora, a seguir disfrutando de las fiestas, de la familia, de los amigos o de la soledad e ir preparando el balance del año que ya se nos acaba.

Un abrazo,

Kiki

IMPORTANTE: EL CONTENIDO DE ESTE ARTÍCULO TIENE UNA FINALIDAD ÚNICAMENTE INFORMATIVA, EN NINGÚN CASO SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

QUÉ ES UNA TINTURA Y CÓMO SE PREPARA

Hasta bien entrado el siglo XIX, las plantas medicinales eran la base del sistema médico conocido hasta entonces. Durante casi dos siglos la sociedad occidental se ha distanciado de los remedios naturales para irlos redescubriendo en los últimos años.

La tintura es uno de esos remedios de toda la vida y prepararlas es la forma más sencilla de aprovechar y conservar las propiedades de una planta. Esto se consigue simplemente macerando la parte de la planta que contiene poder medicinal (hojas, tallos, flores, corteza, raíces, semillas o frutos) en alcohol durante un determinado periodo de tiempo. El alcohol actúa como solvente extrayendo sus principios activos.Consuelda

Las tinturas son medicamentos eficaces y fáciles de adquirir en farmacias y herbolarios. Se suelen tomar con goteo, y se pueden diluir en otro líquido ya que el sabor no es agradable para todos, especialmente para los niños. Hay que respetar las dosis recomendadas por el fabricante y tener en cuenta que no todas las tinturas son aptas para el consumo oral, como es el caso de la árnica y la consuelda: solo uso tópico. También se utilizan como materia prima para otros preparados.

Aunque su elaboración puede parecer fácil hay que tener un mínimo de conocimiento de principios activos por lo que a veces resulta más sencillo y barato comprar la tintura ya hecha además de la seguridad de que se toma la dosis adecuada y que están presentes todos los principios activos necesarios en la proporción adecuada.

A pesar de ello, no deja de ser bonito hacer tu propia tintura y experimentar, sin olvidar ciertas precauciones que expongo más abajo.

MATERIALES

1. Tres envases de cristal, a ser posible de color ámbar, limpios y esterilizados (hervidos en agua       durante 10’)
2. Paños o gasas limpios o filtros de café

INGREDIENTES

1. Alcohol: lo más sencillo es utilizar vodka u orujo, con una graduación mínima de 45% para garantizar la conservación del preparado. Lo ideal es usar alcohol de grano pero cualquier caso uno que sea apto para el consumo.

2. Plantas: que sean de cultivo ecológico. Seleccionaremos la parte de la planta que contiene las propiedades medicinales, según el caso (hojas, tallos, flores, corteza, raíces, semillas o frutos).

Las tinturas se pueden hacer tanto con plantas frescas como secas. Lo único que variará es la cantidad de planta a utilizar y el tiempo de conservación, menos prolongado en el caso de plantas frescas por su mayor contenido en agua:

1:2 para planta fresca (por ejemplo, 100 gr de planta por 100 ml de alcohol)
1:5 para planta seca (por ejemplo, 100 gr de planta por 500 ml de alcohol)

PROCEDIMIENTO

  • Machacar y triturar bien el material vegetal fresco o seco (para las raíces) se puede incluso usar una trituradora.
  • Cubrirlas de alcohol en las proporciones indicadas.
  • Remover bien para que todo se mezcle.
  • Cerrar y dejar macerar en un sitio oscuro a temperatura ambiente. Etiquetar con la fecha y con el  nombre de la planta.
  • Agitar cada día durante dos semanas (el tiempo de maceración es variable).
  • Filtrar a través de una gasa (o paño o filtro de café) y prensar bien el residuo hasta que salga todo el líquido.
  • El producto obtenido se almacena en un frasco limpio y se deja reposar toda una noche.
  • Filtrar de nuevo al día siguiente.
  • Guardar la tintura obtenida en un frasco de cristal oscuro, etiquetado con fecha de elaboración y contenido, en un lugar fresco y oscuro.

P1030800CONSERVACION

Gracias al alcohol y a la ausencia de agua, las tinturas hechas con plantas secas pueden conservarse durante varios años (hasta cinco e incluso más). Las fabricadas con agua duran menos tiempo, entre meses y años. La conservación depende además de las condiciones de higiene con que se han preparado, la graduación del alcohol utilizado y las condiciones de conservación (exposición la luz, humedad, etc).

DOSIFICACION

Lo más sencillo es seguir estrictamente las instrucciones del fabricante. Pero si te has aventurado con tu propia tintura, la dosis para adultos varía entre 30 y 60 gotas, entre 3 y 5 veces al día, diluidas en un poco de agua o zumo. Para niños dependerá del peso y la edad.

PRECAUCIONES

Las plantas pueden ser tóxicas si se sobrepasa la dosis estipulada, lo mismo que sucede con cualquier otro medicamento.

Hay plantas que solo deben utilizarse por via tópica, no interna, debido a su alta toxicidad. Es necesario informarse bien a través de un profesional cualificado si no se tienen nociones básicas de plantas medicinales.

Aquellas personas que no toleran el alcohol pueden consumir la tintura añadiéndo la dosis a agua recién hervida (no hirviendo) ya que el calor evapora el poco alcohol que contiene.

 LAS TINTURAS MAS UTILIZADAS:

Echinacea  (Echinacea purpurea): activa el sistema inmunitario, muy interesante por su actividad antiviral. Eficaz contra el dolor de garganta.

Llantén (Plantago lanceolata): ideal para el dolor de garganta.

Própolis: aunque no es una planta, es también una tintura imprescindible para aliviar y curar el dolor de garganta.

Toronjil (Melissa officinalis), manzanilla (Matricaria recutita), pasiflora (Passiflora incarnata) y valeriana (Valeriana officinalis): eficaces contra el estrés, facilitan el sueño.

Hinojo (Foeniculum vulgare) y manzanilla (Matricaria recutita): para los trastornos digestivos, como retortijones, flatulencia.

Arnica (Arnica Montana) y consuelda (Symphytum officinale): ¡¡ SOLO USO TOPICO!!  (No oral) muy eficaces contra dolores musculares, reumáticos, inflamaciones y fracturas (de ahí el nombre de la consuelda, de soldar), molestias de tipo artrítico y artrósico.

Pensamiento (Viola tricolor) y grosellero negro (Ribes nigrum): eczema

Diente de león (Taraxacum officinale) y Alcachofera (Cynara scolymus): actúan sobre la función hepática y biliar y tienen efecto diurético.

Ginseng (Panax ginseng): regula la actividad del sistema nervioso, da energía ante cuadros de fatiga física e intelectual.

Y ahora dime, ¿cual es tu tintura preferida?

Feliz semana!

Kiki

IMPORTANTE: EL CONTENIDO DE ESTE ARTÍCULO TIENE UNA FINALIDAD ÚNICAMENTE INFORMATIVA, EN NINGÚN CASO SUSTITUYE LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE.

 Algunas fuentes:

Dr. Verhelst, G., El gran libro de las plantas medicinales. Editorial Mannavita.
Ara Roldan, A., 100 Plantas medicinales escogidas
Cech, R., Making plant medicine. Horizon Herbs

 

REFRESCOS CASEROS

P1070271

 Todavía me alcanza la memoria para recordar veranos en los que la sed se combatía con agua, limonada casera, zumos naturales, granizados de limón y deliciosas horchatas.

Pero también recuerdo con nitidez como los refrescos industriales les iban ganando la partida hasta acabar dominando por completo el contenido de nuestras neveras. Era guay, era cool, estaba de moda y la tele chillaba con espectaculares anuncios lo que había que beber para ser el más sexy y el más moderno del momento.

La toma de conciencia de los estragos que ha supuesto el consumo masivo de azúcar, escondido en los inocentes vasos de refrescos, todavía quedaba lejos. Todavía podía la industria engañarnos a su antojo. Todavía desconocíamos que cada lata del inocente refresco esconde nada menos que diez terrones de azúcar además de aromas y aditivos.

Niños de dos años con coca cola en los biberones, familias que desconocen la existencia del agua cuando se sientan a la mesa, distribuidores de “bebida” en colegios y oficinas, aguas contaminadas, población enferma y obesa. Gracias, pero ¡hasta aquí hemos llegado!

Hace poco una amiga con una niñita de dos años me preguntaba qué le podía dar de beber a su hija que no fuera agua. “Es que el agua no tiene sabor”, me decía con cara de pena. ¿¿¿??? Pero, ¿cómo hemos llegado hasta aquí? Sin comentarios.

Venga, coge las riendas. Vamos a preparar deliciosos refrescos para este verano. Con plantas, con flores, con frutas y con mucha agüita  fresca.

Lo más sencillo es preparar un jarabe a base de las plantas que más te gusten. Mis preferidos son el de flores de saúco, el de raiz de jengibre, o el de hojas de menta y de melisa pero también puedes utilizar flores de lavanda, flores de manzanilla, pétalos de rosa, o lo que prefieras.

JARABE

  • 100 gr de azúcar, de preferencia rapadura (azúcar “integral”, no refinado, no cristalizado y no calentado) o azúcar de flor de coco

  • 100 gr de infusión bien cargada de la/s planta/s escogida/s

  • el zumo de un limón

Poner la infusión a calentar en un cazo y añadir removiendo el azúcar poco a poco hasta que esté disuelto por completo. Dejar hervir un ratito, añadir el zumo de limón y verter hirviendo en un frasco limpio. Cerrar y etiquetar. Se conserva varios meses sin abrir, una vez abierto, una semana en la nevera.

REFRESCOS

Con jarabe de plantas

En un vaso ponemos un dedo del jarabe que hayamos preparado y lo completamos con agua con gas (o sin gas, al gusto)  bien fría.

Con stevia

En el caso de que no quieras utilizar azúcar, mi alternativa preferida es utilizar stevia. Haces una infusión cargada con tus plantas preferidas y una cucharadita de hojas de stevia. Cuando esté lista le añades el zumo de limón y el agua con gas.

Con zumo

Haz un vaso de zumo con tu fruta preferida y complétalo en una botella de litro con tres vasos de agua con gas muy fría.

También puedes hacer agua con gas añadiendo una pizca de bicarbotano alimentario al agua normal o al zumo.

Como os podéis figurar, las posibilidades son infinitas. Sé creativo, prueba, combina, diviértete y sobre todo: ¡sé libre!

Un abrazo,

Kiki

¿El Diente de León se come?

P1060605¡Qué gran momento! Después de un frío y largo invierno, ya está aquí. La alegre florecilla que ilumina campos y jardines en primavera y verano ha acudido puntual a su cita.

No hace tanto que aprendí a maravillarme por las pequeñas cosas y esta es una de ellas.

Hace unos años, daba por hecho su presencia pero desconocía su nombre. ¿Quien no ha soplado de niño su blanca pelusilla? ¿Sabías que son sus semillas ? A mi ni se me pasaba por la cabeza que la planta pudiera servir para algo y mucho menos que te la puedieras ¡hasta comer ! Estaba ahí y punto.

Por este motivo quería compartir con vosotros algunas de sus propiedades, usos y recetas y para que la incorporeis desde ya a vuestra verde vida.

Partes utilizables y comestibles

P1060617

Hoja
Raíz
Flor

Principales propiedades 

Excelente diurético (hojas)
Tónico hepático (raiz)
Depurativo (toda la planta)

Indicaciones

Hígado y vesícula biliar
Trastornos digestivos
Curas primaverales depurativas
Retención de líquidos

Algunos usos y recetas

MEDICINAL:

Infusión contra la retención de líquidos: entre 4 y 10 gr de hoja seca/ 3 veces al día.
Jugo fresco de sus tallos : aplicar directamente contra las verrugas

COSMETICO:

Tónico para la piel: hervir durante 30’ un puñado de flores en un litro de agua, colar y dejar enfríar. Aplicarlo con un algodón por la mañana y por la noche. Conservación : 24h.

CULINARIO

Café : sus raices secas y molidas son un sucedáneo del mismo
Ensalada : añade sus hojas más nuevas a la ensalada
Revuelto de flores :

–       Versión tradicional : sofreir una cebolla en aceite de oliva, añadirle bacon troceado y un buen puñado de flores frescas. Rehogar unos minutos y servir acompañado de una buena ensalada de hoja verde. No olvides añadirle las hojas de diente de león picadas en trocitos, ricas en flavonoides, vitaminas y minerales.

–       Versión vegana : sustituye el bacon por tempeh ahumado

Precauciones

  • Cuando recojas tu mismo dientes de león, asegúrate de que la zona no haya sido tratada con pesticidas. Tampoco recojas los que salen a pie de carretera y caminos ya que están muy contaminados;
  • Cuando recolectes las flores asegúrate de quedarte sólo con la cabeza de la flor, que no quede tallo. El latex que exuda puede irritar la piel. 
  • No utilices esta planta si eres alérgico a las plantas de la familia de las compuestas.
  • Si tienes cualquier problema de salud, utlizar plantas solo bajo la supervisión de un médico o terapeuta.