Tag Archives: veneno

UN CONCEPTO ABSURDO: EL ARMARIO DE LAS CHUCHES

Este es uno de los conceptos más absurdos que se ha consolidado en la jerga de muchas familias en los últimos años : ¡el armario de las chuches ! En muchas casas tiene su lugar de honor reservado, en la cocina o en el salón. En él se acumulan todo tipo de formas azucaradas de vistosos y llamativos colores. Para los que se portan bien. ¿Recompensar con droga / venero ? Interesante.

elarmariodelachuches3¿Acaso no sabemos ya que el azúcar blanco es una droga legal ? Cada uno es muy libre de consumir lo que le venga en gana si por lo menos es consciente de lo que hace. Pero un niño no es consciente y confía en los adultos que le rodean.  Y los adultos, muchas veces de forma inconsciente, les atiborramos con enormes dosis de azúcar sumamente nocivas para su desarrollo :  

  • cereales
  • zumos
  • cremas de cacao industriales para desayunar
  • pan blanco o de plástico para el recreo (“es que es más blandito”)
  • galletas y bollería industrial para la merienda
  • y cualquier cosita rápida para la cena  (¿pasta ? ¿arroz ?)

¡Todo azúcar ! Y para rematar una « chuche », para los que se han portado bien. Creedme, les estamos haciendo un flaco favor.

Ya conocemos de sobra la relación entre el azúcar y la alimentación desequilibrada con la hiperactividad infantil, la falta de concentración, la diabetes y la obesidad (de la que cada vez más niños son víctimas). Por no hablar de los desequilibrios emocionales que producen, ni de la hipoglucemia juvenil, a menudo, preámbulo de la delincuencia, la droga, el alcohol y hasta la depresión en adultos.

Ya expliqué en otro post por qué el azúcar es una droga. Es sencillo: porque crea adicción. Si no me crees solo tienes que hacer la prueba. Intenta, durante una semana, no tomar ni un sólo gramo de azúcar, y cuando digo azúcar, me refiero a cualquier hidrato de carbono (pastas, pan, arroz y derivados), azúcar de cualquier tipo y tampoco fruta, ya que contiene fructosa o azúcar de fruta. Querrás matar. Tendrás el mono.

Ya se que muchos me tacharán de loca exagerada pero no me hará efecto. Estoy vacunada.

 Claro que es necesario un mínimo de glucosa como combustible y lo obtendremos sin problema de una alimentación adecuada (frutas, verduras y legumbres).

Claro que a los niños les gusta el azúcar, o más bien, el sabor dulce, como a cualquiera.Y no pasa nada porque tomen caramelos o dulces en ocasiones especiales. Tampoco hay que traumatizarles prohibiendoles comer cosas que luego les fascinarán más y más por el simple hecho de haber estado prohibidas . Los niños no son tontos y se les puede explicar perfectamente el porqué de las cosas. Ya se irán dando cuenta e irán aprendiendo a alimentarse.  Además, cuanto más tarde descubran su existencia, mejor. Una vez que empiezan el cole es más difícil apartarles por completo, pero antes, ¿para qué darles un dulce cuando no saben ni lo que es y ni siquiera te lo están pidiendo?. Tomarán lo que tu le des, eres tu la que hace la elección.

Vacía el dichoso armario de las chuches y utilízalo para cualquier otro fin. ¡Nunca viene mal un poco de espacio adicional en la cocina ! Y en cuanto a tus hijos, ¿por qué no pruebas con otro tipo de recompensas ? Echar juntos una partidita de cualquier juego, hacer juntos un manual, leer un cuento, etc. Cualquier actividad que implique estar juntos y compartir tiempo es para los niños la mejor de las recompensas. Pruébalo y observa sus caritas de felicidad.

 Y cuando llegue la hora del dulce, ofrécele alternativas sanas:P1050945

  • fruta seca (datiles, orejones, pasas, manzana, mango)
  • trocitos de fruta (fresas, plátano, frambuesas, arándanos)
  • palitos de zanahoria
  • zumos de fruta natural
  • batidos verdes
  • refrescos caseros
  • postres caseros para ocasiones especiales con azúcares sanos (stevia, azúcar “integral”, no refinado, no cristalizado y no calentado, azúcar de flor de coco y fruta seca)

¿Qué me dices? ¿Crees que es posible una dulce infancia sin azúcar? Si tienes otros trucos o ideas me encantará conocerlos.

Un abrazo,

Kiki

Quizás también te interese:

 

AZUCAR: DULCE VENENO, DROGA LEGAL

Ayer por la mañana, a eso de las 9h30, me paré a repostar en una gasolinera. Mientras esperaba paciente a que se llenara el depósito me dejó pasmada el « desayuno » energético y nutritivo que estaba a punto de ingerir la persona que repostaba delante de mi. Salía tan contenta de la tienda de la gasolinera en cuestión con una lata de Redbull en una mano y un twix en la otra.  Si esta era su forma de comenzar la jornada no quiero ni imaginarme el final…

azucar« A nadie le amarga un dulce » reza el dicho español y no seré yo quien diga lo contrario cuando se trata de eso, de un dulce, de vez en cuando. Pero el consumo de azúcar se ha vuelto tan masivo que nuestro sentido del gusto está completamente corrompido y nuestra salud mucho más que comprometida.

Cuando hace ya muchos años empecé a investigar sobre este asunto, me quedé atónita ante la omnipresencia del azúcar en los alimentos, sobre todo en los ya preparados que nos venden los supermercados. Hasta los productos más insospechados lo contenían en su etiqueta : mayonesa, encurtidos, fiambres, sopas, conservas, tarritos y fórmulas para bebés, etc. Esto supone que muchas veces se consume azúcar sin saberlo o sin ser consciente, ni del porcentaje, ni de sus peligros.

Pregúntale a una persona si se comería diez terrones de azúcar seguidos. Pondría el grito en el cielo y te diría que no, por supuesto. Seguramente esta persona ignora que el refresco que tiene entre sus manos contiene exactamente esa cantidad de azúcar…

Cada vez somos más los que, a estas alturas de la partida, sabemos de sobra que el azúcar es dañino y que destruye nuestra salud silenciosamente. Pero entonces:

¿por qué se sigue consumiendo de forma tan masiva?
¿por qué, no sólo se permite su consumo, sino que se incita constantemente a él?

Las razones son diversas: :

  • la mayor parte de la población es adicta sin saberlo
  • sabe que es malo pero ni se imagina hasta qué punto.
  • no hay interés ni tiempo para ir más allá e informarse en profundidad.
  • se consume inconscientemente al estar presente en alimentos que no sospechamos que lo contengan
  • hay quien todavía cree que el ser humano lo necesita como combustible para vivir pero de sobra está demostrado que esto no es cierto. Lo que necesita es la glucosa que se obtiene sin problema de una alimentación adecuada (frutas, verduras, legumbres).
  • la industria es poderosa y le conviene mantenernos en el engaño.

Para los que todavía no lo tengan claro, quiero con este post aportar mi granito de arena exponiendo los daños que produce el azúcar y por qué crea dependencia, refiriéndome siempre al azúcar blanco y refinado.

CÓMO Y DE DÓNDE SE OBTIENE

El azúcar blanco o sacarosa es un producto químico puro, formado por moléculas de sacarosa (glucosa y fructosa). Se obtiene extrayendo, primero el jugo de la caña de azúcar o de la remolacha y desechando la parte sólida y la fibra. Entonces el jugo se filtra, purifica, concentra y reduce haciéndolo hervir hasta que el jarabe cristaliza. Durante el proceso de refinación industrial se utilizan agentes purificadores: sustancias como dióxido de azufre, sustancias a base de cal, dióxido de carbono, huesos de buey carbonizados y bicarbonato de calcio. Una vez terminado el proceso, se obtiene una sustancia concentrada, pura, aislada y separada de los minerales, los oligoelementos, las vitaminas, la fibra, las proteínas y el agua: el azúcar.

CÓMO FUNCIONA

El azúcar refinado apenas necesita digestión. En poco tiempo se descompone en fructosa y glucosa para ser absorbido por el intestino. De ahí pasa a la sangre haciendo que incremente rapidamente nivel de azúcar en la misma. Las células absorben dicha glucosa a través de  hormona insulina produciendo energía. Si no hace falta energía, ésta se convierte en azúcares de reserva (glucógeno) almacenados en el hígado y en los músculos. La capacidad de almacenaje en estos sitios es más bien escasa y en cuento se llenan, las reservas de glucógeno se convierten en triglicéridos (grasas).

POR QUÉ ES MALO

1. No es un producto natural : a través del proceso de refinado desaparecen todos los elementos nutritivos y junto con la interacción de sustancias químicas se obtiene un producto puro y aislado desprovisto de cualquier valor nutricional.

2. Desmineraliza el organismo: al carecer de todas las sustancias que ayudarían a metabolizarlo, el cuerpo tiene que echar mano de las reservas de nutrientes del organismo  para recuperar su equilibrio. Por  ejemplo, ante la ingesta de azúcar el calcio sale de los huesos para neutralizar los ácidos generados en la metabolización del azúcar. Empieza el desgaste óseo y el acecho de la temida osteoporosis. Y no tomes lácteos por favor para proteger tus huesos! Consulta mi post Qué pasa con la leche.

3. Provoca adicción : la necesidad de consumirlo puede ser tan imperiosa como la de fumar, beber alcohol o esnifar cocaína. Por las reacciones que provoca en sus consumidores, el azúcar se considera como una sustancia adictiva :

  • Una vez que ingieres una pequeña cantidad, como un trocito de chocolate o una galleta, el cuerpo pide más y una vez que empiezan, muchas personas no pueden parar.
  • El resultado de dejar de tomar bruscamente azúcar y productos que lo contengan tiene lugar el mono o síndrome de abstinencia cuyos síntomas (cansancio, depresión, horrible ganas de consumir dulce, cambios de humor, irritabilidad y a veces  hasta dolores de cabeza) son fáciles de reconocer. Si no me crees haz la prueba. Durante mi primera semana quise matar. Después sentí tanta energía y bienestar que mantener a raya el consumo de azúcar es uno de mis objetivos prioritarios diarios.

4. Favorece la proliferación de levaduras (como Candida albicans), hongos, bacterias y parásitos ya que se alimentan de azúcar. Incluso algunos estudios señalan que la respuesta de nuestros glóbulos blancos disminuye en presencia de azúcar, por lo que se debilita notablemente el sistema inmunitario.

5. El círculo vicioso hipoglucémico nos lleva constantemente de la excitación física y psíquica a la fatiga, la irritabilidad y la depresión. Mantener el nivel del azúcar en la sangre (glucemia) después de cada comida es de vital importancia. Cuando ingerimos azúcar blanco el intestino delgado lo absorbe a gran velocidad elevando rápidamente el nivel de azúcar en sangre (hiperglucemia). Nos sentimos eufóricos y animados pero por poco tiempo…En cuanto el nivel de azúcar vuelve a disminuir por acción de la insulina (hipoglucemia) nos sentiremos cansados, deprimidos e irritables. Decidimos animarnos con un trozo de chocolate  y vuelta a empezar. Así durante días y años hasta que el páncreas dice basta y la diabetes llama a la puerta.

Estos son los puntos principales pero desgraciadamente la lista es mucho más extensa. Además de todo lo expuesto, el consumo continuo de azúcar puede provocar multitud de problemas de salud:

  • diabetes
  • obesidad
  • depresión
  • ansiedad
  • miopía
  • trastornos del comportamiento
  • dificultades en la concentración
  • hiperactividad pero también somnolencia y disminución de la actividad
  • envejecimiento prematuro
  • osteoporosis
  • eczema
  • serios problemas intestinales
  • migraña
  • mayor riesgo de contraer Alzheimer

Este post os llega justo en vísperas de una época en la que el consumo de azúcar se elevará todavía más de lo ya habitual. En la que anuncios, comercios y supermercados nos dispararán a bocajarro con sus envenenados productos.P1060991

La vida no tiene porqué dejar de ser dulce. Lo importante es que seas tu el que ejerza el control. ¿Cómo? Reduciendo al máximo el consumo de azúcar de cualquier tipo y optando, de vez en cuando, por endulzantes naturales como la stevia, el azúcar “integral”, no refinado, no cristalizado y no calentado, el azúcar de flor de coco y la fruta seca (dátiles, pasas u orejones).

Ahora la información está en tu mano, la pelota en tu campo. ¿Qué eliges?

 

 

Algunas fuentes:

William Dufty., Sugar Blues
Geert Verheelst., Suiker en zoetstoffen. BVBA Mannavita
Cousens Gabriel., Conscious Eating. North Atlantic Books
Sisson Mark., The Primal Blueprint. Primal Nutrition
Dr. Ulrich-Hans Grimm., Le Mesonge Alimentaire. Guy Trédaniel Editeur